Declaración de Fe

Nosotros, la Primera Iglesia Evangélica y Reformada creemos en un solo y único Dios que se manifiesta en tres personas

Dios Padre, creador del cielo, la tierra y todo cuanto en ellos hay; creemos que El sustenta toda la creación y todo existe por Él y para Él. Es el Dios Todopoderoso, Omnipresente, Omnipotente, Omnisapiente, Omnisciente y en esencia es Amor.

Dios Hijo, Jesucristo, quien nació de una virgen, murió en en la cruz para redimirnos de la condenación eterna, al tercer día resucitó, ascendió a los cielos y pronto volverá para llevarnos con Él.

Dios Espíritu Santo, Tercera Persona de la Trinidad, quien nos ilumina, nos consuela, nos guía, nos llena, nos convence de pecado, nos recuerda la Palabra de Dios, nos da el poder que necesitamos para testificar de Cristo.

Creemos en la salvación eterna, que Cristo proveyó para nosotros mediante su muerte en la cruz, la cual obtenemos una vez y para siempre en el momento en que le recibimos como nuestro único y suficiente Salvador.

Reconocemos que la Biblia es la Palabra de Dios. Es la revelación de Dios, infalible, inspirada por el Espíritu Santo, la reconocemos como nuestra única Fuente de Autoridad en cuanto a fe y conducta.

Creemos que Cristo fundó la iglesia, la cual es su cuerpo, y está formada por todos los fieles, alrededor del mundo, que han reconocido públicamente a Cristo como su Salvador. Creemos que Cristo es Cabeza de la iglesia.

Reconocemos el Señorío de Jesucristo en todos los aspectos de la iglesia, el cual es ejercido por hombres y mujeres fieles e idóneos, llamados y puestos por Dios en el ministerio, con pruebas y señales inequívocas en concordancia bíblica que establecen claramente su llamado.